miércoles, 18 de noviembre de 2015

TRES TAREAS PARA EL PLAN LECTOR

Primera tarea (escritura creativa)

Como sabes, el universo Fanfic permite que puedas seguir, por un lado, las historias de muchos de tus personajes favoritos y, por otro, crear nuevas historias de tu puño y letra. Por eso te planteamos que entres en Fanfic.es y elijas la categoría que más te guste. Una vez dentro, elije un personaje y escribe un pequeño relato que luego puedas colgar en la web. 

Segunda tarea (lectura enriquecida)

En esta segunda tarea te proponemos una nueva visión de dos clásicos del terror: Lovecraft y E. A. Poe. Para ello haremos uso de las aplicaciones para móvil iLovecraft e iPoe, que están creadas para iPhone. Como sabemos que no todos los alumnos tienen este sistema operativo, visionaremos a través del cañón los dos relatos para que todos podamos disfrutar de sus efectos especiales.

Tercera tarea (lectura comprensiva)

La última de las tareas que proponemos es una lectura comprensiva a partir de unos poemas de Catulo y Salva Papasseit. Tras la lectura habrá que realizar las actividades que se ofrecen y, posteriormente, haremos la puesta en común.

sábado, 7 de febrero de 2015

ENTREVISTA EN UNIVERSO LA MAGA

Aquí va la entrevista que me han realizado en Universo La Maga.


Hoy entrevistamos al escritor José María García Linares, autor del poemario Muros (Leer reseña aquí). Os dejamos con la entrevista que realizó para Universo la Maga nuestra compañera Rosa Yaguas:
En primer lugar, muchas gracias por concedernos esta entrevista y que la comunidad de nuestra web pueda conocerte más en profundidad.
1. En tu anterior poemario publicado, Novela negra, te centrabas más en el universo metaliterario, teniendo gran importancia la relación entre el lector y el autor. En Muros, sin embargo, la temática es más visceral y concreta: el drama de la emigración forzada y los muros que separan mundos. Cuéntanos un poco cómo surgió la idea de escribirlo y si tuvo importancia en ello el hecho de que hayas nacido en Melilla .
Desde Oposiciones a desencuentro (Dauro, 2007), mi producción poética parte del concepto unitario de libro, es decir, todos los poemas están íntimamente relacionados y responden a una temática muy concreta. El desamor y la búsqueda en el título que acabo de citar, la infancia en Neverland (Zumaya, 2010) o la incomunicación, tanto física como emocional, en Muros. Novela Negra (Devenir, 2013) es posterior y abordo en él otras cuestiones, aunque nunca abandono algunas heridas que me han hecho dedicarme a la escritura. Muros surge de la necesidad de darle voz a unos hechos que, allá por 2005, comenzaban a ser escandalosos pero que se veían todavía como algo episódico y, además, lejano, arrinconado y limitado en esa ciudad que no le importaba a nadie. Melilla es lejanía, a pesar de estar a media hora en avión de Málaga. Es soledad, abandono, distancia, siempre a la espera de que la madre patria le muestre un afecto que nunca acaba de llegar. Además, carga hoy con el peso de la desvergüenza de España y Europa, que han delegado en ella el cuidado de una frontera injusta e inhumana. Quizá el haber nacido en la periferia nacional, si se me permite, condiciona mi manera de ver el mundo. También el mar Mediterráneo nos separa a nosotros del centro, nos distancia, nos deja al otro lado. Posiblemente este sentimiento mío de abandono y soledad me llevara a acercarme al verdadero drama, agravado hoy como puede verse día sí y día también en los medios. La inmigración es consecuencia, no causa. Hasta que no se mire más allá y se aborde el origen del problema, todo seguirá igual, lo cual es como no decir nada porque a Occidente no le interesa cambiar su política económica. Siempre que trato este tema recuerdo aquello de los linajes que decía don Quijote y la respuesta de Sancho Panza. En el mundo sólo hay dos linajes: el que come y el que no puede comer, el que tiene y el que no tiene nada. Es así de sencillo. Habrá que ver por qué unos tienen demasiado y otros absolutamente nada.
cover-muros
2. Con Muros lograste en 2009 el accésit del XXXI Premio Internacional de Poesía “Ciudad de Melilla”, demostrando que es un poemario de gran calidad. Si no nos equivocamos, tuviste además la oportunidad de añadir poemas para esta edición. ¿Cómo fue la experiencia de reeditarlo con Playa de Ákaba? ¿Había cambiado en algo la perspectiva del creador respecto a sus poemas?
Volver a Muros ha sido muy satisfactorio porque la primera edición, en 2010, no se puso a la venta. Con ella simplemente se reconocía el mérito del libro, pero sin posibilidad de que llegara a los lectores. Es decir, fue un libro que nació prácticamente muerto. Parecía que la soledad y el abandono de los que hablaban los poemas se reproducían en la vida editorial del poemario. Reeditarlo cuatro años después, como se comprenderá, lo pone por primera vez en circulación para el gran público (si es que esto existe en la poesía). He añadido para esta ocasión nuevos poemas, pero el resto del texto lo he dejado tal cual, por una cuestión de fidelidad. Mi perspectiva sigue siendo la misma.
3. Este pasado año 2014 también coordinabas la antología El Salón Barney, ¿cómo fue la experiencia?
El Salón Barney fue un encargo que me hizo Noemí Trujillo, editora de Playa de Ákaba. Es una antología de poesía española contemporánea en la red, con los problemas que ello supone, es decir, es prácticamente imposible dar una visión completa de un medio, Internet, cuya característica principal es el ir haciéndose, el ser inabarcable. A su vez, el corpus de autores dista necesariamente del, digamos, tradicional o analógico, puesto que hay otros grandes poetas que no tienen una presencia activa en el medio digital y con los que no hemos podido contar. Así que decidimos centrar nuestro foco de atención en las nanorredes o microrredes de autores y lectores, de las que habla Rodríguez-Gaona, que se habían ido formando en estos últimos años tanto en blogs como en redes sociales. Además de sus poemas incluimos una reflexión de cada autor sobre el impacto del nuevo entorno digital en la creación poética.
4. Además de tu labor docente, colaboras con periódicos y formas parte, además, del consejo de redacción de la revista “Entre Ríos, Revista de Arte y Letras”. ¿Es complicado compaginar todas estas facetas de tu vida?
Llegó un momento en el que sí que fue difícil porque antes que profesor o que escritor soy lector. No puedo escribir si no leo. Borges tenía razón cuando afirmaba que estaba más orgulloso de los libros que había leído que de los que había escrito. Necesito, pues, tiempo para leer. En los últimos tiempo mi actividad en los medios se ha reducido considerablemente. Se ha extendido la idea de que escribir es un hobby, un divertimento que no cuesta apenas trabajo. Nadie paga por un artículo de opinión. Fíjate lo que me ocurrió hace unos años. Cuando mis obligaciones laborales y mi dedicación a la lectura y escritura hicieron muy complicado entregar semanalmente una columna de opinión a un diario, avisé de que lo dejaba. Hasta ese momento lo había hecho gratuitamente porque así lo pedí cuatro años antes. Quería ver por aquel entonces si era capaz de desenvolverme con solvencia en esa nueva faceta para mí. La falta de tiempo me hizo dejarlo. Una mañana me llamó el director del diario y me pidió que no me fuera, que tenía muchos lectores, llevaba mucho tiempo con ellos y que mis escritos eran muy buenos (lo dijo él, no yo). La columna se había convertido en una obligación que, además, suponía mucho tiempo. No se pone uno delante del ordenador y en diez minutos la tiene hecha. En fin, que con todo lo que tenía que hacer, para continuar me hubiera gustado algún tipo de compensación económica. En ese momento se terminó la conversación porque el periódico no tenía por costumbre pagar a los colaboradores. Esto fue en 2012. No he sabido nada más. Desde entonces he colaborado puntualmente en otros diarios, pero nunca con esa periodicidad semanal. Escribir una columna de opinión lleva trabajo, mucho trabajo, y el trabajo hay que dignificarlo cobrando por ello.
5. ¿Cuáles son tus planes literarios para el futuro?
Ahora mismo estoy finalizando una antología crítica de la poesía de Cayrasco de Figueroa, un poeta canario de finales del siglo XVI. Concretamente del monumental Templo Militante. Voy con retraso porque la obra completa consta de unos 120000 versos… Confío en tenerla lista en este 2015. Tengo dos nuevos libros de poemas en busca de editor y espero, por fin, ponerme a escribir una novela en cuanto Cayrasco me devuelva mi tiempo (llevo ya casi dos años con él). Sí que me gustaría volver a la opinión de una manera más constante. Ahora mismo escribo de vez en cuando en El Cotidiano.
6. ¿Qué opinas de Internet, ha significado la democratización de la cultura o, por el contrario, se está convirtiendo en un maremágnum de autores y editoriales?
Yo no hablaría de democratización. La democracia es una cosa muy seria, una cuestión política, que va más allá del hecho de poder tener acceso a una serie de textos enlazados entre sí. Aquí hay que andar con pies de plomo. Evidentemente Internet ha revolucionado nuestra manera de comunicarnos y entender el mundo. Sin embargo debemos ser precavidos con esa idea de que la tecnología es liberadora per se. Que no se vean los mecanismos de control no significa que no existan. Están atomizados, diseminados. Es la ubilocación de la que hablaba Vicente Luis Mora. El poder, el capitalismo, sigue estando presente, es más, lo está más que nunca, aunque parezca escondido. Es cierto que tenemos acceso a muchísima información. También es verdad que hay otras informaciones, otras realidades, otras vidas, que no tienen espacio en Internet. De hecho, quien no figura hoy en Google no existe.
En cuanto a ese maremágnum te diría que a pesar de su fuerza no ha podido todavía desplazar al libro en papel, al menos en la poesía. La tendencia es a publicar en papel aquel texto que, previamente, ha sido un éxito en el medio digital. Es decir, parece que todavía el mundo, digamos, analógico establece el canon poético. No quiero decir que vaya a ser así siempre, pero por ahora me da la sensación de que sí. Vivimos un tiempo en el que, como decía Gramsci, lo viejo no termina de morir y lo nuevo no termina de nacer. Es un tiempo de transición.
7. ¿Qué le recomendarías a los jóvenes escritores/as que desean comenzar su carrera literaria?
Mucha paciencia, porque este es un mundo muy difícil y, en ocasiones, injusto. Hay que tener la mente muy fría, y eso sólo se consigue con los años. Bueno, queda la opción de arrastrarse por los departamentos de las universidades, pelotear, lamer todo lo que pueda ser lamido, etc., para conseguir la progresión automática. Enrollarse con escritores o escritoras parece que también da muy buenos resultados. En fin, que hay gente para todo.

martes, 23 de septiembre de 2014

EL SALÓN BARNEY


Aquí está mi nuevo "niño". En esta ocasión es una antología de poesía española contemporánea en la red. Podéis comprarla en papel o en formato digital a precios muy competitivos. Espero que os guste.


"El Salón Barney es un lugar a medio camino entre el píxel y la hoja de papel. Una antología de formato clásico que se nutre, sin embargo, de numerosos textos publicados por sus autores en blogs o en redes sociales. La popularización de la Web 2.0 supone una invitación a la participación y el diálogo entre autores y lectores, pero a la vez una diversificación tan acentuada de propuestas que lo que se concibió como un ciberuniverso ha acabado dando lugar a micromundos, a microrredes, incapaces de abarcar lo que continuamente está creciendo, está haciéndose. Abrimos, pues, las ventanas y las puertas de nuestro salón no con la intención de fijar un canon, sino como testimonio duradero, no fugaz, de lo que hoy supone escribir poesía entre dos concepciones distintas del mundo y del conocimiento"

NUEVA EDICIÓN DE MUROS

Playa de Ákaba ha publicado la segunda edición de mi poemario Muros. En esta ocasión se incorporan nuevos poemas y un prólogo de Alberto García-Teresa. Por primera vez el libro está a la venta y en formato digital, a un precio muy económico. Pueden descargarlo desde este enlace. Espero que lo disfruten.

lunes, 23 de junio de 2014

LOCURA FAMILIAR (del próximo poemario Entonces empezó el viento)

Hemos heredado todas las montañas,
las ciencias, las tristezas, el progreso.
Heredamos a Dios y sus silencios,
el color de nuestra piel,
el tamaño de los ojos,
la fortuna de soñar cada mañana
con un cuerpo enamorado de la vida.

Recibimos tanto y tanto damos
sin cribar, sin disentir, sin opinar,
que acabamos escribiendo en el futuro
perífrasis verbales petrolíferas:
“tienes que ir, debes hacer, hay que tratar”
con mano analfabeta y prepotente,
herencia de un saber contaminante.

Quiero dejarte un mundo nuevo
cargado de palabras y relámpagos,
de animales de oro y caramelo
y alfombras voladoras
que sean para ti muy diferentes
a esta cáscara podrida y maltratada
en la que vivo.
Que pudieras volar en el océano,
que esta locura que te entrego, que te escribo,
corriera como herencia por tu sangre
hasta el final de los días.
Que lograras alcanzar un tiempo propio,
el territorio de la verdad,
los valles de la sabiduría
y no caer bajo la trampa
del olvido y los palacios.

Estos versos, esta voz,
esta escritura conscientemente herida
quedará arrasada por los años
y la cruda realidad de la ignorancia.
Es lo único que tengo y que te entrego.

Un saco de palabras, nada más,
responsables, amorosas, solitarias.


Mías.